El ruido del trueno

En la tierra las cosas iban de maravilla, estando en 2055 era todo posible, nos encontramos en la era de los viajes en el tiempo y las compañías aprovechaban al máximo este recursos. Sobre todo lo hacía Safari en el tiempo S.A. que ofrecía a sus clientes un viaje en el tiempo inolvidable para ir a cazar dinosaurios, el premio más grande era quedarse con el Tiranosaurio Rex. Sin embargo todos sabemos que es casi imposible de cazar. Un cazador experimentado se suma invirtiendo el dinero correspondiente en la aventura, para explicar mejor el concepto tienen que saber que los cazadores irían acompañados por otros cazadores y 2 guías para indicarles todo el camino a seguir que siempre es derecho porque se debe hacer sobre una plataforma que se encuentra suspendida a distancia de la tierra para que nada pueda cambiarse del pasado.

image026Deutscher era un dictador que estaba perdiendo las elecciones presidenciales frente a un candidato muy bueno que tenía gran corazón. Por otro lado, las cosas eran como las conocemos. Este viaje en el tiempo sería diferente a los demás porque en él viajaba el cazador Eckels, un hombre que tenía mucho oficio por la caza y que haría cualquier cosa por tener al tiranosaurio como trofeo. Sin embargo, luego de tanto caminar en el pasado y nada encontrar, él se dio por vencido y decidió hablar con su superior para volver a la nave y acabar con esto. Mientras él no estaba pudieron cazar al dinosaurio, pero la peor parte es que este cazador desobediente salió de la nave y el camino. Al regresar todos a la nave se dieron cuenta que las botas de Eckels tenían barro y eso significaba que se había bajado de la plataforma y podría haber cambiado cualquier cosa en el futuro.

El ruido del truenoDurante el viaje, su guía lo apuntaba con un arma y le decía que si al llegar a la tierra las cosas se habían cambiado por su aventura, entonces tendría que matarlo. Estuvieron así todo el viaje, al llegar la ortografía inglesa era diferente, la gente y los edificios también, pero la peor parte es que había ganado las elecciones Deutscher y se fijó Eckels en el barro de sus zapatos, allí encontró una pequeña mariposa que había pisado sin darse cuenta. En ese mismo momento su guía le disparó, nadie sabe si lo mató o simplemente disparó por alguna otra razón, pero aquí termina la historia de este cuento.