La partida

En una nave espacial iba mucha gente dentro de ella, la gente que podía pagar para poder viajar hacia otro planeta, ya que en el que vivían estaba a punto de terminarse por la contaminación ambiental, la nave estaba ya para despegar, había una niña de unos 12 años,que estaba muy asustada no entendía porque tenía que irse a otro planeta, la nave ya estaba despegando cuando vio a lo lejos a su mejor amigo en la calle, el día anterior había estado jugando con él a las afueras de su casa, y se habían peleado por tonterías de niños, lo veía correr queriendo entrar en la nave, pero esta no paraba cada vez más se alejaba de la tierra, hasta que ya no lo vio más, la niña se echó a llorar amargamente por su amigo, todas las personas que se quedaban en la tierra tendrían un final muy mal.

Llegando al planeta de destino, el cual sería su nuevo hogar, el de ella, de su familia, y de todos los que íbamos dentro de la nave, aterrizo, la guía decía que todos bajaran en orden, que tenían que pasar por una gran puerta para que los revisaran uno por uno, afuera de la puerta habían varios guardas de extraña apariencia muy altos sus ojos como de agua azules, na vellegó el turno de la niña que todavía llevaba los ojos llenos de lágrimas, los guardas la saludaron muy amablemente le hicieron muchas preguntas, después le dijeron que podía pasar , pero antes de entrar, que se tomara un gran vaso de agua, este se veía muy apetecible, sin dudarlo la niña se lo tomo de una sola vez, los guardas le dijeron, pasa puedes entrar ya estas lista, de repente la niña ya no estaba triste, en su cara tenía una enorme sonrisa, estaba feliz de estar en ese planeta, tras beber el agua se le olvido todo los recuerdos.