Un viaje maravilloso a la galaxia azul

Era de noche, pero mi ventana se encontraba abierta por el calor que se podía sentir en la habitación, entonces una luz apareció sobre mi ventana que era de color azul, tan brillante se veía como fosforescente y de pronto un rostro que no logré conocer como ninguna de las especies que habitan la tierra se entrevió de aquella luz fugaz que logré visualizar. Se acercó este ser hacia mí y miedo venía a mi mente, pero paz al mismo tiempo, no tenía idea de lo que estaba viendo, pero sabía que no podía ser malo. Me miró a los ojos y me dijo que su nombre era Ardur.

Este nuevo amigo que se posó en mi ventana se llamaba Ardur y quería que lo acompañe a su nave espacial para que pueda conocer cómo era la galaxia en donde habitaba y los valores que ellos practicaban, según sus palabras me quería mostrar lo azul de su mundo.azul2 Me subí a su nave que se encontraba varada en mi jardín y partimos hacia su mundo, un viaje que disfruté muchísimo, pero al finalizar sentí entonces que de mi boca emergía una sonrisa que no podía disimular y ese era el regalo que me había dado mi nuevo amigo, una alegría y un amor que no podía haber encontrado en la tierra, pero que sí debía comunicar a los demás terrestres para que entiendan cuál es el significado de ser humanos, de ayudarnos, de ser como hermanos y de querernos entre todos para hacer una unión más fuerte de la que podamos imaginar.