Cuentos de Ciencia Ficción

Felipe, el astronauta intrépido

Felipe, era un chiquillo que siempre soñó con inventar una nave especial que pudiera llevarlo por toda la galaxia de estrellas y pasearse por los planetas, en ocasiones los otros niños compañeros de colegio lo tildaban de loco, sin embargo el creció y se hizo hombre, estudió astronomía en una de las universidades de más prestigio en el mundo.

Siempre supo de los riesgos que correría, no solo al tratar de inventar algún aparato que lo pudiera trasladar al espacio sideral, sino el costo que ello significaría, inversión que el mismo no podría financiar, recurrió a centros de estudios espaciales  solicitando colaboración que les fueron negadas, en muchos de ellos llegaron hasta a burlarse de sus ideas hasta cierto modo descabelladas.

Felipe, el astronauta intrépidoHasta que por sugerencia de un colega, quien le recomendó que se dirigiera a un centro de investigación espacial, los que sí mostraron interés por el proyecto que Felipe les presentó, alegando que esta aventura daría paso al descubrimiento de nuevas galaxias y nuevos planetas en caso de que existieran, hechos trascendentales y de mucha grandeza para la humanidad, y a la vez poder conocer de manera amplia todos los fenómenos naturales que se posan más allá de nuestro planeta tierra.

De allí en adelante a Felipe, le comenzaron a llegar ofertas para montarle laboratorios de ciencias espaciales no solo de su país, sino de otras grandes potencias del mundo, fue tanto el interés demostrado por esos países que a Felipe, le ofrecieron tantos beneficios de hospedajes, económicos y sistemas de seguridad, que tuvo que hacer un exhaustivo análisis de todas la propuestas para poder seleccionar el ofrecimiento de mejor conveniencia para él y los colegas que habían decidido compartir su aventura.

Hoy en día es reconocido mundialmente como el astronauta intrépido y sigue trabajando en sus proyectos que han conducido al hombre hasta el espacio sideral.